La Ciudad Prohibida Publicado el . Última actualización el

La Ciudad Prohibida de Beijing

Tradicionalmente los palacios chinos simbolizan la autoridad del emperador. La Ciudad Prohibida fue el palacio imperial de las dinastías Ming y Qing; el palacio fue construido por el emperador Yongle, el segundo de la dinastía Ming en tres años, de 1417 a 1420. La construcción fue supervisada por Ruan An, un eunuco proveniente del reino de Annam, que siguió todos los principios antiguos para llevar a cabo la construcción que no tiene ningún elemento de improvisación, al contrario, todas sus partes tienen símbolos rituales. Su nombre “Ciudad Prohibida” se debe a que los plebeyos no podían entrar en ella sin un permiso especial. La Ciudad Prohibida está rodeada por un foso de 54 metros de ancho y un muro de 10 metros de alto y tiene un área de 720.000 metros cuadrados. Gobernaron en ella 24 emperadores que desde allí pudieron ejecutar sus deberes privados y sus deberes públicos.

A finales del siglo XIV los mongoles (dinastía Yuan) fueron vencidos por una nueva dinastía de chinos han, los Ming, el responsable de la victoria fue en gran parte el general Zhu Di, que ganó mucha fama y honores se le concedió la antigua capital de los Yuan como residencia y la nombro Beiping (norte pacificado); mientras que su padre el emperador construyó la nueva capital en Nanjing, 2.000 km al sur de Beiping, lejos de las amenazas e inseguridad del norte. Zhu Di era el cuarto hijo del emperador y no se suponía que nunca tuviera la ocasión de subir al poder por eso dedicó toda su vida a la carrera militar, consiguió todos los propósitos de su padre pero no estaba contento.

Cuando tenía unos cuarenta años tuvo un encuentro con un adivino y le sugirió que él era el verdadero Hijo del Cielo, eso confirmó las aspiraciones de Zhu Di, pero Zhang Wen era el único gobernante legítimo, en aquel momento tenía los dos hijos de Zhu Di como rehenes, pero en un intento de aproximación los envía a Zhu Di para mostrar su confianza hacia él, éste lo interpreta como una debilidad y empieza a atacar. Después de varias victorias con los ejércitos del emperador sólo le falta entrar en la capital, Nanjing; al final lo consigue sobornando a los cortesanos y la hace caer sin ningún combate. Sus tropas saquean la capital durante días pero el emperador desaparece y hay quien dice que se escapa; por este motivo Zhu Di toda la vida vivirá bajo el temor que reaparezca para vengarse y esto determinará toda su acción política. El 1402 es proclamado emperador, pero muchos cortesanos se niegan a obedecer su autoridad porque dicen que es un usurpador, el responsable de los edictos de la corte se niega a servirle y Yongle lo condena a la muerte más cruel, no sólo él lo pagará sino que se iniciará una purga del funcionariado y sus familias también serán condenadas, el resultado serán miles de víctimas. Así Yongle se asegura un lugar en el trono pero las acusaciones de usurpador lo acompañara toda su vida.

Decide retirarse en Beiping y lo nombra Beijing (capital del norte). Para simbolizar su gran poder hace construir la Ciudad Prohibida, un palacio imperial que será la residencia para el Hijo del Cielo, una representación del cielo en la tierra que será una demostración de poder para legitimar su gobierno. Los antiguos palacios mongoles empiezan a ser destruidos. Y la construcción del nuevo palacio se le encarga a Ruan An, un eunuco arquitecto, por primera vez un eunuco será encargado de una misión tan importante; el padre de Yongle había apartado a los eunucos del poder y se lo dio a los funcionarios, pero Yongle lo cambia porque no se fía de los burócratas.

Ruan An no sólo tiene el deber de construir un palacio magnificente también debe producir una imagen terrenal del orden celeste. La Ciudad Prohibida se construye con un código espiritual cuya disposición sigue los principios del feng-shui y las enseñanzas del yin y el yang. El yin simboliza la oscuridad y frío del norte, el yang la calidez y luminosidad del sur, el eje central del palacio es norte-sur, así las fuerzas están en perfecta armonía. El feng-shui también requiere que haya agua en el sur y un monte en el norte, al no estar presentes se construyen artificialmente, al sur el Rio de las Aguas Doradas, que sirve para refrescar la ciudad en verano y al norte, la Colina del Carbón que sirve para proteger del viento de invierno y de los malos espíritus.

La Ciudad Prohibida, centro de Beijing

La Ciudad Prohibida de Beijing

Toda la capital de Beijing está organizada con una especie de cuadrados, en el centro se ubica la Ciudad Prohibida, rodeada por la Ciudad Imperial y después la ciudad de Beijing, que es la capital del imperio y por tanto su centro, el centro del Imperio del Centro (Zhongguo, China). La planta cuadrada de la Ciudad Prohibida refleja la creencia china de que la tierra es cuadrada y el cielo redondo. El palacio imperial se considera el centro de la tierra, alineado con la estrella polar porque se cree que la estrella polar era el centro del cielo.

Si se levantara el palacio hacía la estrella polar por el eje central N-S donde se alinean la mayoría de complejos, formando un triángulo, se podría ver que los edificios siguen una estricta jerarquía, como más cerca del eje, más cerca del cielo. El punto más meridional es dónde hay la Puerta de la Paz Celestial, la entrada a la Ciudad Prohibida. Ésta representa la armonía cósmica.

La ciudad prohibida consta de un recinto exterior, para el uso ceremonial y oficial, y un recinto interior donde vivían el emperador y la familia. Los tres grandes salones del patio exterior están reproducidos con menor mesura en el patio interior. En la ciudad interior se hallan los recintos donde residían el emperador y su mujer, el emperador en el Palacio de la Tranquilidad Terrenal en el norte (ya que el norte se relaciona con el yang que también es el principio masculino) y en el sur (relacionado con yin, principio femenino) está el Palacio de la Pureza Imperial donde vivía la emperatriz, justo en medio de los dos edificios se encuentra el Salón de Unión donde se encontraban en la noche de bodas; las concubinas vivían en los seis palacios del este.

Ruan An no dejó nada a la improvisación, todo tenía un simbolismo, excepto, según cuenta la leyenda las cuatro torres de la muralla de la Ciudad Prohibida. El emperador quería cuatro torres en la muralla de la ciudad y ya había rechazado varios diseños del arquitecto que estaba a punto de ser condenado, en su última oportunidad el perdió la fe y se dedicó a diseñar una jaula para su cigarra (en aquella época en China era habitual tener cigarras porque se creía que su canto era muy agradable), el emperador el siguiente día lo visitó y al ver el diseño de la jaula creyó que era para las torres y felicitó a Ruan An por su trabajo. El resto del palacio contiene en cada una de sus partes una simbología. Todos los patios y palacios de la ciudad contienen el número 9 o sus múltiples, ya que este número se reserva al emperador, en cada tejado hay 9 criaturas que mantienen alejados los malos espíritus, 9 veces 9 adornos cubren las puertas del palacio, hay 9 dragones en el muro que separa el Patio Exterior de los aposentos de la familia imperial.

El tejado en el salón del trono, el Salón de la Armonía Suprema está apoyado sobre 9 columnas, el trono del Hijo del Cielo, en el centro del mundo está vigilado por 9 dragones. La ciudad tiene 9.999 estancias porque sólo el cielo puede contener 10.000. Se nombra al palacio la Ciudad Púrpura por el color de las paredes, el segundo color dominante en el palacio es el amarillo de las tejas, también era un color reservado al emperador (nadie podía utilizarlo bajo pena de muerte).

Si el palacio pudo construirse tan rápidamente fue gracias a la organización de Ruan An y también por el modelo de construcción empleado, un modelo que ya existía el siglo I a.C. en China y que es muy simple, consiste en levantar sobre una base de piedra todos los pilares de madera que sostienen los tejados y luego colocar los tejados, vigas y pilares unidos por soporte. Todos los elementos se ensamblaron sin ningún clavo, las piezas se elaboraron antes de empezar a construir y después sólo se tuvieron que encajar los componentes. Todos los elementos que aguantan el peso están hechos de madera de cedro que provenía de las montañas del sur y se transportaba mediante el Gran Canal. El mármol de las bases donde se levantó el palacio provenía de unas canteras a unos 80 km al lado de Beijing.

En las escaleras por donde subiría el emperador hacía el trono imperial quedaba aún un gran vacío por rellenar, Ruan An consiguió traer una losa de 300 toneladas de mármol que ahora está esculpida desde las canteras que están a 80km de Beijing; gracias al frío que hace en invierno ideo un sistema para deslizarla hasta el palacio. Construyo pozos en distintos intervalos del camino y se hecho agua de los pozos en el camino para deslizarla sobre el hielo.

La Ciudad Prohibida fue un gran proyecto que Yongle consiguió llevar a cabo pero debilito mucho las arcas del imperio, aun así la dinastía Ming sobrevivió y 13 emperadores Ming se sentaron al trono del poder. Hasta que en 1644 la dinastía cayo y las arcas imperiales estaban vacías, la población se aglomeró en torno a las puertas de la Ciudad Prohibida, el último emperador Ming se suicidó en la Colina del Carbón. Los manchús pronto terminaron con la rebelión expulsaron a los que habían derribado a los Ming y empezaron una nueva dinastía, se nombraron a sí mismos los Qing (puros). Los Qing aprovechan la Ciudad Prohibida y aunque normalmente el palacio imperial se derrocaba porque era el símbolo del régimen anterior ellos se trasladaran allí y harán muy pocas modificaciones aunque si añadieron algunos complejos. Empezará otra época de esplendor para China y hasta mediados del siglo XIX las cosas irán bien, los Qing siguen el patrón de las tradiciones chinas, pero eso les imposibilitara acatar las reformas sociales y políticas que en el resto del mundo se estaban sucediendo.

Aunque el 1900 el emperador Tongzu y Cixi tuvieron que escapar de la Ciudad Prohibida porque Beijing fue ocupado por los extranjeros, que utilizaron la Ciudad Prohibida como cuartel militar, el gobierno provisional después de la Revolución Republicana acordó que Puyi (el último emperador de la dinastía Qing) podía vivir en ella, y allí vivió hasta el 1924 cuando un señor de la guerra lo echo y en 1925 se convirtió en un museo público. Puyi influenciado por su tutor escoces introdujo en ella algunos elementos modernos como un teléfono, una bañera y una bicicleta. Muchos tesoros desaparecieron porque los eunucos los vendieron y después de la guerra sino-japonesa muchos fueron a parar a Taiwan, pero aun así la Ciudad Prohibida aun alberga muchos elementos de valor.

 

Por Núria Serra

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑