El Año de la Serpiente Publicado el . Última actualización el

El Año de la Serpiente

El 10 de febrero de 2013 comienza el año 4711 según el calendario chino y corresponde al Año de la Serpiente. Cada año el primer día del primer mes lunar se celebra el fin de año chino. La celebración durará quince días; un período lleno de celebraciones que termina con el Festival de la Linternas.

El calendario chino se basa en el calendario lunar y tiene ciclos de 60 años, ya que hay 12 animales que representan el nombre de 12 años distintos, pero se combinan con los 5 elementos de la cosmología china (agua, fuego, tierra, madera y metal) por lo tanto hacen una combinación de 60 años que se van repitiendo.

El año de la Serpiente en China

Existen distintas leyendas que cuentan el porqué del orden establecido de los animales. La más famosa dice que una vez el Emperador de Jade quería construir el primer zodiaco chino y por tanto encontrar 12 animales para identificar con su nombre a los distintos años. Llamo a los animales para organizar una carrera para cruzar un rio, los años se llamarían según el orden en que llegaran a la otra orilla primero, hasta llegar a doce. La rata y el gato, entonces buenos amigos, enseguida se asustaron al saber que tenían que nadar, ya que sus habilidades en el agua no eran muy buenas, por eso pidieron al buey si los llevaba; el buey acepto llevarlos en su espalda, pero cuando estaban cruzando el río, la rata que estaba encima del gato lo tiró al agua y se quedó encima del buey, que continuó cruzándolo, cuando estaba a punto de llegar a la otra orilla, la rata salto de su cabeza y llego primera a la orilla; por eso se llevó el primer lugar, la segunda posición la gano el buey. Después del buey llego el tigre que se había esforzado en nadar.

Seguidamente el conejo que obtuvo el cuarto puesto sin haber nadado, porque salto de piedra en piedra e hizo el último tramo en un tronco que flotaba. En quinta posición estaba el dragón, cuando llegó el emperador de Jade le pidió porque había llegado tan tarde ya que él podía volar, el dragón contestó que había gente que necesitaba agua y por ello se detuvo para provocar la lluvia, así mismo paró también para ayudar a mantener a flote el tronco en donde había subido el conejo. Cuando el emperador creyó que el caballo quedaría en sexto lugar, de repente de sus cascos salió una serpiente, el caballo se asustó tanto que salto hacia atrás así que quedó séptimo y la serpiente sexta.

Después llegaron la cabra, el mono y el gallo que habían compartido un bote que encontró el gallo y la cabra y el mono habían empujado hasta la orilla. Luego llego el perro, que se paró a bañar en el río, ya que el agua estaba muy limpia. Faltaba un animal para el duodécimo puesto, pero no había ningún otro, el Emperador desesperado oyó el sonido de un cerdo que llegaba, le pregunto por qué había tardado tanto y el cerdo le contó que paró a comer, luego estaba tan cansado que se echó una siesta. Respeto al gato, que fue empujado por la rata en medio del rio al final consiguió llegar pero demasiado tarde, por eso desde entonces los gatos odian a los ratones.

Según la leyenda es por eso que los 12 años con el nombre de los 12 animales se van sucediendo por este orden, y este año vamos a pasar del año del dragón al de la serpiente. La Serpiente según creencias ancestrales es considerada un animal sagrado de aspecto positivo, relacionada con la sabiduría y la buena suerte. Es un símbolo femenino en China, simboliza la energía de la mente y la vitalidad corporal. Cuentan las leyendas que es respetada por su gran inteligencia y temida por ser traidora; en la antigua China se creía que los dioses del río aparecían en forma de serpiente. Popularmente se cree que el hígado de serpiente tiene gran valor medicinal y su piel aseguraba la fortuna de la casa.

El fin de año chino que también se conoce como el Festival de Primavera o “Guo Nian” (pasar el año) es la mayor fiesta china, la más importante. Durante estos días los miembros de la familia que viven fuera de casa intentan retornar al hogar y compartir una gran comida. Por esta razón los transportes públicos suele estar saturados durante estos días. Se celebran actividades oficiales en parques y calles de todas las ciudades y pueblos, la gente lanza petardos y se baila la danza del dragón en muchos sitios. Las familias limpian sus casas y barren el suelo con escobas viejas que luego se tiran, para sacar la mala suerte y dejar paso a la prosperidad del año siguiente, también se cuelgan caracteres en las ventanas y puertas cortados en papel rojo.

La última noche del año se celebra en familia con una cena; la gente debe vestir ropa nueva, y comer bien, se comen rollitos de primavera (que tienen este nombre porque se suelen comer en la Fiesta de Primavera ya que su color dorado recuerda a los lingotes de oro), también se comen empanadillas que se dice que lucen igual que un lingote de plata y que cuantas más se coman durante el fin de año más dinero se ganará aquel año; pero el plato más importante es el pescado, se debe cocinar un pescado entero, se coloca en la mesa cuando se come, pero es muy importante que durante la cena de la noche de año nuevo nadie termine el pescado, o bien ni se toca o según qué familia come un poco pero sin acabarlo, el motivo es que pescado en chino se pronuncia “yu” igual que dinero, y hay un proverbio que dice “niannian you yu” (que cada año haya dinero/pescado), por eso la noche de fin de año no se puede acabar el pescado.
El encuentro familiar suele durar toda la noche y no se duerme; el día siguiente la gente acude a casa de los parientes y amigos y se dice “el año ha pasado bien” (guonian hao, 过年好), todo el mundo da sobres rojos a los niños que contienen dinero y se supone que es dinero de la suerte.

Existe una leyenda tradicional que cuenta que un monstruo muy violento que se llamaba “nian” (年,año), al final de cada año acosaba a la gente y los hería, pero eso fue hasta que se dieron cuenta que temía al color rojo, por esta razón en las ventanas y puertas se colocan caracteres rojos, la gente se viste de rojo y hay farolillos rojos colgados. También temía el sonido, por ello todo el mundo lanza petardos para alejar la mala suerte y atraer prosperidad. Así la gente escapa de “nian” y por eso cada año el primer día del año la gente visita las casas de sus amigos y parientes y les dice “guo ‘nian’ hao” (he pasado bien el “año”).

 

Por Núria Serra

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑