Mao Zedong Publicado el . Última actualización el

Mao Zedong

Imagen mítica del s.XX chino, Mao Zedong es una de las figuras más controvertidas de la historia contemporánea mundial y, a su vez, una personalidad sin parangón en la segunda mitad del siglo pasado. Lider del Partido Comunista Chino, lleva a los suyos al poder durante la Guerra Civil china, en 1949, convirtiéndose entonces en el Gran Timonel de la República Popular de China hasta su fallecimiento.

Nombre: Mao Zedong

Nacimiento: Shaoshan, Hunan, 26 diciembre 1893

Fallecimiento: Beijing, 9 septiembre 1976

Biografía de Mao Zedong

Crece en la convulsa china de principios del s.XX y acaba por servir en las milicias del ejército de su región durante la Revolución de 1911, que finiquitaría la China Imperial de los Qing. Desde entonces, reemprende sus estudios, se marcha a Beijing donde emprende una carrera universitaria y entra en contacto con las ideas de los intelectuales de la época y, desde sus comienzos, se vincula al Partido Comunista Chino.

El pacto entre el Partido Comunista y el Kuomingtang no satisface sus ideales por lo que bien pronto se rebelará. Así comienza la escisión que llevará a un joven Mao de figura esbelta e imponente y a los suyos a refugiarse en las montañas para luchar por sus creencias.

Durante las décadas de 1930 y 1940, en las que China se ve envuelta en la Segunda Guerra Sino-Japonesa, la Segunda Guerra Mundial y, finalmente, en la Guerra Civil, se forja como un líder acostumbrado a la lucha y a la estrategia para conseguir sus objetivos. Juega muy bien sus cartas, bien pactando bien atacando, para finalmente conseguir hacerse con el poder absoluto en la china continental en 1949.

Desde entonces y hasta 1976 gobierna con mano firme, a pesar de ciertas crisis internas, que acaba cortando de raíz y con dureza, un país sumido en la pobreza que busca retomar su posición histórica en el mundo. Su ideología internacionalista le lleva a alianzas aparentemente contradictorias pro-soviéticas primero y pro-americanas, más adelante, así como al apoyo de causas revolucionarias en el extranjero.

En el ámbito doméstico destaca su experimentación con el socialismo de base agraria, que contrasta con el de su vecina soviética. A pesar de que consigue unas tasas de educación y sanidad muy superiores a las que encontró en el país en 1949, se le recordará por el fracaso de su Gran Salto Adelante y sobre todo por la fallida Revolución Cultural, cuyo impacto en la sociedad y en la vida de los chinos fue dramático.

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑