Li Na Publicado el . Última actualización el

Li Na – Tenista

Al ver su posado serio y sus facciones duras en momentos de extrema concentración uno no entendería a Li Na (Wuhan, 1982) como la joven abierta, espontánea, lenguaraz y dicharachera capaz de comentar que no había podido descansar bien por culpa de su marido y entrenador que había estado roncando constantemente la noche antes de la final del Abierto de Australia en 2011 que perdió contra Serena Williams.

Era esa, la del Abierto de Australia de 2011, su primera final de Gran Slam, tanto para ella como para cualquier jugadora de su país. En el circuito de la WTA, Li Na ha sido una pionera, a pesar de que, como tantos otros deportistas chinos, entrara en él a través del bádminton. Fue su elección, impulsada por su entrenador en un momento en que China buscaba jóvenes competitivos en todos los deportes para poder formar un equipo completo para las futuras Olimpiadas de Beijing en 2008, torneo en que se daría a conocer al mundo, pese a que perdiera la final de consolación.

No fue una decisión desacertada, pues desde el inicio probó dominar el juego, vapuleando a sus rivales en el circuito júnior. Con las mismas dificultades que cualquier deportista que emprenda la tarea de conseguir entrar en el deporte profesional, su carrera sufrió un impasse de dos años que, finalmente, se resolvió cuando en 2004 da el salto definitivo, entrando por primera vez entre las 100 primeras del ranking.

Desde entonces sus progresos han sido los progresos del tenis chino: la primera que llega a unos cuartos de final de Gran Slam (Wimbledon, 2006); primera en llegar a una Semifinal de Gran Slam (Abierto de Australia, 2010), y en entrar en el Top 10; finalista en Australia, como ya hemos mencionado antes, y, finalmente, ganadora en Roland Garros el año siguiente, 2011.

La carrera de Li Na es la de una jugadora aguerrida y voluntariosa, aunque no exenta de calidad. Desde 2012 es entrenada por Carlos Rodríguez, ex entrenador de la extraordinaria Justine Henin, cosa que demuestra su permanente ambición por mantenerse en la elite del tenis femenino y continuar con los buenos resultados.

Fotografía por mirsasha

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑