artistas chinos Publicado el . Última actualización el

9 artistas chinos que marcan tendencia

Actualmente China cada vez está cogiendo un papel más relevante en el mundo del arte contemporáneo. Muchos de los artistas chinos son altamente valorados en el mercado de arte y en las subastas.

Artistas chinos:

Ai WeiWei: es uno de los artistas chinos contemporáneos más famosos y bien valorados a nivel internacional, también uno de los más provocativos. Está considerado un artista y un activista, su carrera artística hace referencia a la interrelación entre arte, sociedad y experiencia individual, por eso trata temas como los derechos humanos y el cambio social. Ha trabajado en diversos formatos; escultura, fotografía, video… En China ha tenido algunos problemas con la censura, el 2010 fue retenido en arresto domiciliario y el 2011 desapareció y las autoridades comunicaron que había estado detenido para ser interrogado. Cuando lo soltaron empezó a denunciar vía twitter los maltratos en las prisiones chinas.

Cui Xiuwen: es una artista que ha reflexionado en su obra sobre el rol de las mujeres en la sociedad contemporánea y ha utilizado diversos formatos y lenguajes artísticos para expresarlo. En muchas obras profundiza sobre la identidad, los estereotipos y la violencia que experimentan las chicas jóvenes en China. Una de sus obras más famosas son las series fotográficas como “Un día en 2004” y “Ángel”, donde muestra chicas adolescentes y jóvenes embarazadas con moratones en el cuerpo, quiere representar simbólicamente la violencia física pero también la psíquica que viven muchas mujeres, en estas series siempre utiliza la misma modelo para transmitir la universalidad de los temas tratados.

Zhang Xiaogang: se ha hecho famoso por sus obras que se inspiran en fotos de familia del periodo de la Revolución Cultural, también tiene influencias artísticas de la corriente del surrealismo europeo de vanguardias. En su obra estructurada según el concepto de unidad familiar retrato figuras andróginas, anónimas y atemporales con muy pocas características distintivas, la mayor parte de las obras está tratada en blanco y negro y trabaja el color sólo para resaltar partes determinadas. Las desproporciones de los personajes de sus retratos recuerdan a la caricatura y inducen a una asociación con el mundo de los sueños. Las figuras aparecen deshumanizadas, aunque son figuras individuales se esconden en el anonimato; todo hace alusión a la psicología de masas y al colectivismo, a la falta de identidad.

Xiao Lu: es una artista de vanguardia que desató bastante polémica; la primera vez que expuso en un espacio oficial, en el Avantgarde’89, se hizo famosa al disparar dos tiros a su propia obra “Dialogo”. Ella y Tang Song, su pareja en el momento a quien le dio la pistola después de disparar, fueron detenidos, pero gracias a las conexiones familiares con cuadros del partido se los libero poco después. La obra generó diversas interpretaciones y mucha polémica, además ella después de 15 años, al romper con Tang Song, reivindicó que la autoría de la obra era exclusivamente suya, que su relación con Tang Song había hecho que el tomara parte del protagonismo pero él no era coautor, a raíz del problema de la autoría ella creo otra obra “15 disparos”, que para ella eran los quince años de relación con Tang Song. A parte de esas obras tiene otras que la sitúan entre las artistas femeninas chinas más famosas del momento.

Yue Minjun: es famoso por sus series donde los protagonistas siempre son el mismo modelo. Su firma es un rostro sonriendo que recuerda vagamente al Buda Sonriente, el rostro que está en todas sus obras muestra una gran carcajada que por su rigidez es como una máscara grotesca, una mueca que esta clonada en todas sus obras. Estas piezas se han convertido en toda un icono, ya bien conocido a nivel internacional. El uso de técnicas de ilustración y exageración, junto con los colores ácidos acentúan la impresión de cinismo, los sujetos podrían llegarse a relacionar con la noción de “esperpento” de Valle-Inclán, que se define como el uso de una estética deformada sistemáticamente.

Zhang Huan: es un artista de performance y arte conceptual, conocido también por sus series de fotografía donde utiliza su propio cuerpo para crear arte, además ha trabajado con instalaciones, escultura y pintura. Para él el arte es un sistema de lenguaje, sus obras tienen una profunda relación con su vida personal y a la vez, están altamente politizadas. Algunos de los temas que trata son la vulnerabilidad, el espiritualismo, la identidad y la transgresión. En muchas de sus performance exhibe su cuerpo desnudo y lo somete a condiciones casi extremas que requieren toda su concentración mental. Sus performance no pretenden crear un impacto en la audiencia, más bien integrarla a partir de su curiosidad, se basa en su cuerpo para de manera silenciosa dejar al público con ideas sobre las que reflexionar.

Wang Guangyi: su obra se ha clasificado como Pop político. Combina el uso de la propaganda comunista para transmitir una ideología con las técnicas comerciales de los anuncios. Yuxtapone imágenes revolucionarias con logos comerciales, hace incisión en los problemas actuales de la globalización utilizando la estética de la propaganda maoísta de la época de la guerra fría combinada con la estética americana. Sus obras hacen replantear la trayectoria de China desde su pasado comunista a su presente como sociedad de consumo.

Hermanos Luo: son tres hermanos que trabajan con distintos soportes, en todos los casos hacen uso de una estética kitsch, de todo lo que se relaciona con la estética china que tiene más colorido y recargamiento, mezclando símbolos tradicionales chinos o de la revolución cultural relacionados con la prosperidad y la abundancia, con símbolos comerciales del mundo consumista actual. En sus obras se hace un uso recurrente del amarillo y el rojo, aparecen imágenes de niños rollizos, referencias a los karaokes y de símbolos comerciales internacionales, todo ello en una mezcla caótica que hace referencia a los cambios radicales de la sociedad actual, a la rapidez con la que se han experimentado en China, pretenden reflejar este boom.

Fang Lijun: es uno de los líderes del movimiento realista cínico que apareció el 1989 y pretende manifestar el desengaño de la generación de jóvenes chinos. Su obra ha cristalizado en una serie donde hay el retrato recurrente de un hombre calvo, que se inspira en sí mismo, este personaje sale clonado y flotando en diversas posturas en espacios abiertos e ilimitados. Su técnica es muy elaborada, ha recuperado el arte de las impresiones en bloques de madera, cortando la imagen inversa sobre una base y estampando después, parte a parte de la imagen según el color. Las grandes dimensiones de sus obras hacen que deba utilizar más de un rollo consiguiendo así un efecto de fragmentación parcial. La temática de sus obras trata del individuo en contraposición con la masa y del sinsentido de la vida.

 

Por Núria Serra

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑