comercio exterior español en China Publicado el . Última actualización el

Situación del comercio exterior español en China

A través de este artículo buscamos resumir la situación del comercio exterior español para los interesados en hacer negocios en China. En la actualidad, China es el segundo socio comercial de la Unión Europea, sólo por detrás de los Estados Unidos, mientras que nosotros, España, somos sus principales socios.

“El gigante asiático” ha crecido alrededor del 10% durante los últimos 30 años, por lo que a día de hoy se configura como la segunda economía del mundo en términos del PIB.

Por su parte, el comercio de España con China siempre ha sido deficitario debido principalmente a que nuestro volumen de exportaciones hacia este país no es igual de alto que el efectuado por los de nuestro alrededor. De este modo, se ha convertido en uno de los mayores socios comerciales de España, concretamente el sexto a nivel global, y el primero no europeo. Además, se trata del cuarto proveedor de España, el decimoquinto mercado global y el principal mercado en Asia, por delante incluso de Japón.

Hasta el año 2007 se fueron incrementando de manera importante las exportaciones a China, pero sobre todo las importaciones. A raíz del inicio de la crisis, se produjo la caída de ambos indicadores, si bien el nivel de exportaciones se ha recuperado y ha alcanzado los 3760 millones de euros en 2012, lo que supone un aumento de más de 1600 millones de euros con respecto a los niveles del 2007. Por otro lado, las importaciones no han experimentado el mismo crecimiento, pues se sitúan en un volumen de 17630 millones de euros en 2012, lejos todavía de los 18500 millones de euros de dicho 2007.

Esta evolución ha permitido a España reducir el déficit comercial con China durante los últimos años, hasta situar la tasa de cobertura en el 21,36% en el año 2012.

Exportaciones por sectores

El comercio exterior español en China alcanzó los 3.765 millones de euros en 2012, lo que supone un incremento del 11,17% respecto al 2011. Los principales sectores españoles exportadores a China son el sector de la tecnología industrial (25,80%), materias primas, semi-manufacturas y productos intermedios (21,13%), la industria química (17,37%), moda (9,77%) y hábitat (5,6%).

Importaciones por sectores

En el caso de las importaciones procedentes de China, fueron de 17.630 millones de euros en el 2012, lo que se tradujo en una reducción de las importaciones respecto al 2011 del 5,74%. Los principales sectores importadores de China son la moda (27,64%), tecnología de la información y de las telecomunicaciones (17,96%), hábitat (15,41%), tecnología industrial (11,83%) e industria química (7,47%).

Inversiones

Como en todo lo demás, la crisis que sufre España afectó también a la inversión directa española en China. Hasta el año 2007 creció a un ritmo vertiginoso, para decrecer aún más rápido a partir de ese año. Actualmente las inversiones son modestas pero están aumentando y las reales son superiores a las que encontramos en los registros, debido a que muchas de ellas entran a través de terceros países.

Estas inversiones son, en su mayoría, de sociedades de servicios y oficinas de representación comercial y sólo el 40% se refieren a actividades puramente productivas. Además, la mayoría están localizadas en Beijing, Shanghai y Guangzhou. Los sectores llamados de oportunidad para invertir según la Secretaría de Estado de Comercio Exterior del Gobierno español son el sector del medioambiente, concesiones y privatizaciones, servicios energéticos, turismo y ocio, telecomunicación, ferrocarril, servicios financieros y el sector industrial (automoción, química y materiales de construcción ecológicos).

En sentido inverso, las inversiones de China en España son aún poco significativas. A pesar de empresas como Huawei, ZTE o Air China, que sí tienen presencia en nuestro país, todavía éste no se configura como centro significativo de la inversión china, aunque ésta haya ido en aumento en los últimos años.

Por todo esto, los objetivos de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior de cara al futuro respecto a China son incrementar las exportaciones al país asiático a través del aumento del número de exportadores regulares a este país así como potenciar la actividad inversora de las empresas españolas para crear una imagen del país que refleje nuestro potencial. Además, tienen decidido reforzar la inversión en China, para lo cual es importante reforzar las relaciones institucionales entre ambos países e impulsar sectores importantes, principalmente el de servicios. También destaca la necesidad de favorecer la cooperación con terceros países, de cara a incrementar las inversiones en China.

Por José Manuel García

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑