sector textil España y China Publicado el . Última actualización el

El sector textil entre España y China

Lo que se pretende en este espacio es ver en qué punto se encuentra el comercio del sector textil entre España y China. Este es sin duda uno de los principales negocios en China para una gran cantidad de empresas españolas.

El sector de la moda en España

El sector textil en España es el tercero en importancia dentro de las exportaciones, con un volumen de 14.400 millones de euros. En la actualidad nuestro país cuenta con grandes empresas especializadas en moda de primer nivel, que aúnan creatividad, diseño y calidad en las materias primas. Esto permite a nuestras empresas fortalecer la imagen de sus marcas y, mediante el apoyo en la innovación y las nuevas tecnologías, utilizar la internacionalización como base de su crecimiento. Las exportaciones españolas a China del sector textil han crecido durante los últimos años hasta alcanzar los 300 millones de euros en el 2012.

A pesar de esto, la moda española desde el punto de vista del consumidor chino aún no tiene mucha fama. Normalmente suelen incluirla dentro de la europea, aunque cada vez empiezan a distinguirse más los productos españoles, gracias a su calidad y a la buena imagen de empresas como Zara, Mango o Caramelo.

El consumidor chino

China vive el surgimiento de una cada vez más importante clase media atraída por productos de mayor calidad, lo que según las últimas estimaciones llevará al país a contar en el 2015 con más de cuatro millones de hogares con unos ingresos anuales por encima de 250.000 yuanes. En general, las familias chinas gastan aproximadamente un 10% de sus ingresos en ropa, cada vez están mejor informadas y buscan productos que mezclen diseño, innovación y calidad, lo que es una buena oportunidad para las empresas occidentales.

El “target” objetivo se concentra en la costa este de China, donde están las ciudades de mayor poder económico como son Beijing, Shanghai y Hong Kong. Además es donde se llevan a cabo las principales ferias como “China International Clothing and Accessories Fair”, “Première Vision Beijing”, “Novomanía” o “Spinexpo”. Además, China está luchando duramente para conseguir que algunas de sus ciudades sean capitales de la moda del mundo, a la altura de ciudades como Milán, Londres, París, Nueva York o Tokio.

Perfil del consumidor

El aumento de la renta disponible provoca que crezca la clase media, que se siente atraída por productos de alta calidad y buen diseño. Según la China Brand Association aproximadamente un 13% de la población china (170 millones de personas), compra con regularidad marcas de gama alta.

En China existe un gusto común por la ropa casual/sport en perjuicio de líneas más clásicas, aunque el estilo varía entre las ciudades costeras y las de interior. Aunque el consumidor chino busca ropa funcional y práctica, le gusta poseer marcas que denoten éxito y que le diferencien del resto, y cada vez conoce mejor el mercado de la moda y se siente atraído por la moda occidental.

Las clases altas demandan grandes marcas, y las clases medias, que cada vez tienen mayor capacidad adquisitiva, eligen productos de calidad y diseño pero de menor precio.

La caída de las exportaciones chinas

Según datos de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, las exportaciones textiles desde el país asiático a la Unión Europea han disminuido cerca de un 10% durante el 2012 respecto al año anterior, lo que podría suponer un cambio de tendencia, ya que desde el año 2005 no se había producido una caída en este indicador. Respecto a España, la disminución es del 7,5%, lo que se traduce en una bajada de 290 millones de euros en el volumen de las exportaciones de China hacia nuestro país. Esto es debido a que la producción se ha desplazado de China hacia otros países asiáticos, donde la mano de obra es más barata, como son Bangladesh, Camboya, Vietnam o Sri Lanka.

Por su parte, el estallido de la “primavera árabe” ha evitado que haya caído más la producción al provocar un incremento de la inestabilidad política en los principales países productores de textiles del norte de África, tales como Túnez, Egipto y Marruecos, cuyos mercados se han visto dañados.


Por José Manuel García

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑