café en China Publicado el . Última actualización el

El gusto por el café en China va en aumento

Antes de emprender negocios en China en este sector hay que saber que el consumo de café en China aún no es muy alto, debido a que es un país en el que la cultura china ha sido la de beber . Al  igual que en Occidente tenemos infinita variedad de cafés, lo mismo ocurre con el té allí. A pesar de esto, cada vez más chinos disfrutan tomando café ya que lo ven como un símbolo de sofisticación.

El café entró en China durante el siglo XIX de la mano de misioneros jesuitas, pero no es hasta la década de 1980 cuando se empieza a desarrollar su mercado, sobre todo en las grandes urbes, que se sienten atraídas por todo lo occidental. En 1988 se pone en marcha un proyecto gubernamental de producción de esta planta en Yunnan, donde hoy día se elabora casi el 60% del total producido en China. En la actualidad todos los grandes inversores de café tienen puesta la vista en el país asiático, ya que a poco que se aumente el consumo de esta bebida, se traducirá en varios millones de personas que la beban. Prueba de ello es la noticia que conocíamos hace unos días de Nestlé, que construirá una planta productora de café en China.

Vietnam es el mayor proveedor de café de China, y es que el gigante asiático importa esta bebida principalmente de los países de ASEAN, aunque también realiza re-exportaciones con lo que ha comprado. De este café importado, cerca del 35% ya está elaborado.

El consumo de café está creciendo a un ritmo anual del 40% y según datos de Euromonitor, las ventas de cadenas tipo Starbucks ya superan los 430 millones de euros y se espera que durante los próximos años se triplique esa cantidad. Además, la China Coffee Association informa que hay unos 13.600 cafeterías y 2.200 establecimientos relacionados con el café en China, con cerca de 500.000 empleados en esta industria.

En cuanto al perfil del consumidor chino, lo primero de todo hay que entender que la cultura china es una cultura milenaria que siempre ha tenido predilección por el té. A pesar de esto, cada vez se sienten más atraídos a probar el café, sobre todo los jóvenes y los habitantes de las ciudades, que les gusta la cultura occidental y están empezando a adquirir el hábito de sentarse alrededor de una taza de café como un acto social, y no sólo el hecho de beberlo por beberlo.

Aunque lo más curioso de todo esto es que a los chinos no les gusta el sabor del café, ya que les recuerda a ciertos fármacos de su medicina tradicional. Por lo que las grandes compañías, como Nestlé o Starbucks, decidieron cambiar el sabor del café, ofreciendo al consumidor chino una bebida mixta con un sabor más suavizado. Esto explica por qué en Starbucks China, lo más consumido no es café sino batidos, zumos y té, y que lo que principalmente buscan los chinos es compartir un rato con los amigos.

Por José Manuel García

Más información:

www.infusionistas.com

www.globalasia.com/

www.laguiadelcafe.org/

www.icex.es/

www.chinatoday.com.cn/

www.marketingdirecto.com/

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑