Pastel de luna Publicado el . Última actualización el

Pastel de luna

En esta entrada te enseñaremos una receta de comida china muy típica de la cultura china y de las Fiestas en China, en concreto de la Fiesta del Medio Otoño, el Pastel de luna. Sin duda te habrás preguntado alguna vez cómo poder cocinar este plato de comida china. No te preocupes, aquí te decimos en la sección recetas de comida china como preparar  un delicioso Pastel de luna.

Descripción del Pastel de luna

El Pastel de luna, de silueta redonda, cuenta con un relleno hecho de pasta de semilla de loto o de una especie de frijol de color rojo. A veces, llevan también una yema de huevo de pato en salazón, de color dorado, que simboliza la luna. Los pasteles de luna tradicionales tienen un relieve en la parte de arriba formado por los caracteres chinos para ‘longevidad’ y ‘armonía’, además del nombre de la panadería y del relleno. Dibujos de la luna, la mujer Chang’e sobre la luna, flores, viñas o un conejo (símbolo de la luna) pueden rodear los caracteres como decoración adicional. Su producción exige bastante tiempo de elaboración y por ello no es mucha la gente que decide hacerlo en casa, si no que prefieren ir a los supermercados o panaderías.

Pastel de luna – Ingredientes

Masa

  • 4 tazas de harina
  • ¾ taza de leche en polvo
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 huevos grandes
  • 1 ¼ tazas de azúcar
  • ¾ taza de mantequilla sin sal derretida a temperatura ambiente
  • 1 ½ cucharaditas de extracto (esencia) de vainilla

Relleno

  • 1 taza de mermelada de albaricoque (12 onzas).
  • 1 taza de dátiles secos picados
  • 1 taza de hojuelas de coco rallado endulzado y seco
  • ¾ de taza de uvas pasas

Glaseado

  • 1 huevo ligeramente batido
  • 2 cucharadas de agua

Pastel de luna – Instrucciones

  1. Prepara la masa. En un recipiente mezcla la harina, la leche en polvo y la sal.
  2. Rompe los huevos en otro recipiente. Agrega el azúcar, y mezcla por unos 5 minutos. Vierte la mantequilla derretida y el extracto de vainilla. Envuelve todos los ingredientes.
  3. Agrega los ingredientes secos a la mezcla líquida para crear una masa. Envuelve para crear la masa.
  4. Amasa la mezcla en una superficie con harina suavemente. Mezcla hasta lograr una masa homogénea. Enrolla la masa con forma de leño. Si es posible, deja la masa en el refrigerador durante toda la noche, lo cual la hará más maleable.Divide la masa en círculos del mismo tamaño, de unas 15 a 20 porciones.
  5. Haz el relleno. Mezcla la mermelada de albaricoque, los dátiles picados, el coco y las pasas en un recipiente pequeño. Con un tenedor puedes disolver los trozos grandes de albaricoque que puedan haber.
  6. Precalienta el horno a 375ºF/190ºC. Prepara dos bandejas de horneado cubriéndolas con papel pergamino.
  7. Presiona cada porción de masa hasta lograr un círculo de 7.5 cm. Al estirar la masa, has que las orillas sean más delgadas que el centro.
  8. Agrega el relleno. Introduce el relleno en el centro de cada círculo. Junta los bordes envolviendo el relleno y cierra la masa presionando. Enrolla una esfera y luego aplánala.
  9. Prepara la prensa de pasteles. Agrégale harina para facilitar el retiro del pastel una vez haya sido presionado.Luego, empuja cada círculo en el molde para darle forma. Para retirar cada pastel, debes golpear por los lados del molde hasta que salga. Si no tienes una prensa de pasteles de luna, trata de darles la forma más redonda posible y con la ayuda de un tenedor o pincho; puedes dibujarles un diseño. Puede ser tan simple como un cruz, un patrón de líneas o algo más elaborado si tienes la paciencia para hacerlo. Otra opción es moldear un diseño de un sello nuevo (de tienda de manualidades), un molde de chocolate o un molde similar; en la parte superior del pastel.
  10. Embadurna cada pastel con la mezcla de huevo. Ubica los pasteles a una distancia de (2.5cm) entre cada uno; en la bandeja de horneado. Una vez que las bandejas estén completas, introdúcelas en el horno.
  11. Cocina durante 30 minutos o hasta que los pasteles estén dorados.
  12. Retíralos del horno. Déjalos enfriar en un estante ventilado. Una vez fríos, los pasteles estarán listos para servir o empacar.
  13. Sírvelos con té chino. Empácalos en cajas pequeñas para entregarlos como regalo.

Instrucciones vía Wiki How

Leyenda del Pastel de luna

Pastel de luna

Todos los años, el día 15 de agosto del calendario lunar, la gente se reúne para celebrar este festival. Según dicen, la de esa noche es la luna más brillante y redonda de todo el año.

Sobre el origen de la tradición de comer pasteles de luna hay dos leyendas. Una, que data de la dinastía Tang, dice que en aquel entonces, la tierra estaba rodeada de diez soles. Un día, los diez aparecieron al mismo tiempo en el cielo, y el enorme calor que emitían casi quemó la tierra por completo. Y solo a través de la intervención de un arquero famoso, llamado Hou Yi, que hizo caer nueve de los diez soles, fue como la tierra logró salvarse. Para premiarle, la diosa celeste le dio el elixir de la inmortalidad, pero con la recomendación de que lo utilizara correctamente. Sin embargo, Hou Yi, haciendo caso omiso de este consejo, se dejó corromper por la fama y la fortuna y se convirtió en un tirano. Chang E, la bella mujer de Hou Yi, no pudo soportar esta situación, y le robó el elixir y se escapó volando hasta la luna, evitando de esta forma la furia de su marido. A partir de entonces, nació la leyenda del hada Chang E, la hermosa mujer que reside en la luna.

La segunda leyenda sobre el origen de los pasteles tiene que ver con la dinastía Yuan (de origen mongol). A finales de esta dinastía, el ejército que lideraba Zhu Yuanzhang planeó derrocar al régimen de los mongoles a través de una rebelión. Utilizaban los pasteles para transmitir mensajes. Al abrir los pasteles, se encontraban las cartas secretas escondidas en su interior. Y de esta forma, los soldados rebeldes consiguieron tener éxito y expulsar a los gobernantes de la dinastía Yuan. Como esta sublevación sucedió un 15 de agosto, a partir de entonces, la gente empezó a comer pasteles de luna en el Festival de Medio Otoño.

Consejo

No debemos confundir la comida china con la que podemos encontrar en restaurantes chinos fuera de China (y en particular, en España). Salvo excepciones en lugares con grandes comunidades chinas (ciudades de Estados Unidos o del Reino Unido), en Occidente se suele presentar una cocina china muy degenerada en relación con la original, más insípida y con sabores muy uniformes entre restaurantes y entre unos platos y otros, y con platos que se tienen por típicos pero que en realidad no existen tal cual en ninguna parte de China. En una introducción a la comida china diremos que la comida china es muy variada y es una de las más ricas debido no solo a la antiquísima tradición culinaria de China o sino a las ocho diferentes tradiciones gastronómicas regionales con sus subvariedades adicionales.

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑