Gaokao Publicado el . Última actualización el

Gaokao

El gaokao (高考) es el examen de selectividad chino dónde se presentan todos aquellos alumnos que quieren entrar en la universidad. Nueve millones de estudiantes se presentaron en la pasada convocatoria celebrada en junio.

La historia del gaokao se remonta años atrás, cuando surgieron las primeras universidades en china y, como consecuencia, la selección de las personas que podrían acceder a ella. Cuando se fundó la República Popular China (1949) estos exámenes se siguieron haciendo hasta el 1966 cuando todo el sistema educativo se vio interrumpido por la Revolución Cultural. En 1977 Deng Xiaoping restableció el examen para entrar a la universidad y aquél año sólo un 4.8% de los 5.7 millones de participantes aprobaron, resultado de una década sin poder acceder a la educación.

Hoy en día el examen es aprobado por el Ministerio de Educación pero cada región o provincia elabora su propio examen. Hay tres asignaturas que son obligatorias: idioma chino, matemáticas e idioma extranjero y dependiendo del lugar tienen que elegir dos más entre las asignaturas de ciencias o letras (modelo conocido como 3+2) mientras que en otros lugares sólo tienen que añadir una (3+X). Las universidades por su parte, ofrecen un número desigual de plazas por cada provincia, sumando así, competitividad dentro de cada región.

Como el examen más difícil e influyente de China es conocida la gran presión que sufren los alumnos, así como los profesores y los colegios para que todos sus alumnos aprueben y saquen las mejores notas. Es por eso que la preparación para el gaokao empieza a los 16 años cuando los alumnos ingresan en el gaozhong e incluso antes con clases extraescolares.

Y, llegada la fecha, el gaozhong se convierte en portada de todos los medios de comunicación. Alrededor de los centros donde se examinan, las calles quedan cortadas y los conductores tienen prohibido tocar el claxon. La policía vigila las entradas de las escuelas y los padres aguardan fuera, esperando la salida de su hijo.

Un mes después salen los resultados y si son positivos, el estudiante podrá escoger la mejor universidad del país para curar sus siguientes cuatro años de su vida.

Por Anna Mogas

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑