Historia China Publicado el . Última actualización el

Historia de China

La compleja y extensa Historia de China se podría dividir en Prehistoria, la Era Antigua, la Era Imperial y la Era Moderna. Esta complejidad se refleja en la Cultura de China. Dentro de dichas etapas  de la Historia de China se pueden encontrar infinidad de dinastías que han ido modelando el país mediante la creación de distintos tipos de sociedades hasta alcanzar el estado en el que se ha convertido el gigante asiático en la actualidad; por ello iremos paso a paso desengranando cada época de este apasionante pueblo.

Prehistoria

Dada la extensión que ocupa el país asiático se han llegado a encontrar, debido a las exploraciones arqueológicas, restos humanos que podrían tener relación con el chino actual de hace 2 millones de años. Estos restos han sido relacionados con el Hombre de Yuanmou,  el Hombre de Lantian y el Hombre de Beijing, los cuales ya caminaban rectos y utilizaban el fuego y otras herramientas. Según fuentes oficiales, estos hombres fueron aniquilados por el homo sapiens procedente de África, por lo que su relación directa con los chinos no puede aprobarse.

La época neolítica de esta sociedad se caracterizó por una gran calidad en cuanto a materiales y herramientas, lo que provocó una gran cantidad de asentamientos por parte de las diversas tribus contemporáneas gracias al desarrollo económico y social. Una de las principales culturas chinas en materia agrícola es la cultura de Yangshao (6.000-7.000 años antes), considerada la precursora de otras culturas famosas como la Longshan, Hongshan, Dawenkou y Hemudu que marcaron el inicio de la unidad territorial y política de la Llanura del Norte de China.

Los escritos apuntan a que la nación china surgió tras el establecimiento de las primeras tribus en la cuenca del río Amarillo (Yangtsé) después de que se comenzara a cultivar arroz y otros elementos en el lugar. En esa época, el Emperador Amarillo, Huang Di, logró conseguir el dominio de las tierras del norte de China tras expulsar a sus oponentes comenzando una sucesión de dinastías como la Xia y la Shang que llevaron, paso a paso, a la nación china a convertirse en lo que es en la actualidad.

Historia de China

 

Era Antigua-Primeras dinastías

A pesar de la falta de información, se ha confirmado que la primera dinastía en el gigante asiático fue la Xia, la cual ostentó el poder del centro de China entre el siglo XXI a.C y el XVI. Durante su hegemonía, los Xia, aparte de crear una sociedad esclavista, elaboraron el primer calendario chino, el cual contenía explicaciones astrológicas, de meteoritos y de otros fenómenos naturales, determinando también la agricultura y la política según el mes.

Posteriormente el poder recayó en la familia Shang (XVI-XI a.C). A partir de este momento los escritos son mucho mayores y más fiables, ayudados estos por la labor de los arqueólogos, quienes mediante descubrimientos de inscripciones en caparazones de tortugas u objetos de bronce y el descubrimiento de los restos de la capital Anyang (Zhengzhou) no han hecho más que confirmar lo dicho por los historiadores del país, dando a conocer material en el que se puede observar que los chinos contabilizaban el paso del tiempo desde hace miles de años.

De acuerdo con los informadores, esta dinastía llegó a utilizar hasta 6 ciudades como capitales a lo largo de su reinado. En este caso la sociedad de los Shang fue mucho más desarrollada y fue gobernada por la aristocracia, logrando el respeto de las distintas ciudades que conformaban la comunidad. A su vez la escritura fue parte importante de esta sociedad, llegando a usar hasta un total de 3.000 símbolos, convirtiéndose en base elemental del idioma actual. Además tenían dioses, realizaban sacrificios e incluso enterraban a los esclavos vivos en las tumbas de los amos. El final de esta hegemonía tuvo lugar con la rebelión de unos esclavos que consideraban al emperador un déspota.

En este momento aparecieron los Zhou (XI a 770 a.C), que establecieron su dominio cerca de Xian logrando un estado muy desarrollado y diseñando un sistema feudal que tendría como objetivo conquistar parte del norte de China. Pero como ocurre normalmente la expansión significa debilitamiento del poder central a favor de los señores periféricos que se sublevaron contra el propio emperador en el s.VII a.C. Debido a esta guerra el gigante asiático se fragmentó en varios reinos que guerreaban sin parar en un periodo en el que predominaron las expediciones militares conocido como las Primaveras y Otoños (776-476 a.C).

En esta época la sociedad  cambió y alcanzó un parecido al de la Edad Media europea. Se produce una especie de revolución cultural gracias a la labor de grandes filósofos como Confucio, Mencio o Zhuangzi, que acudían a los políticos para proponer una forma de gobernar mejor. A su vez surgieron importantes escuelas filosóficas como la taoísta de Lao Zhi, la motista y la legista de Shang Yang y Han Fei. Desde los 140 estados existentes en el año 776 a.C se pasó a las siete en el 475 a.C debido a la concentración de poder, los cuales siguieron haciendo guerras para alcanzar el máximo poder. Esta época se llamó la de Los Reinos Combatientes (475-221 a.C).

Historia China

 

Época Imperial

La China imperial se caracteriza por ser una época de unificación y desintegración de China. Tras el desmoronamiento de la dinastía Zhou, apareció laDinastía Qin(221 – 206 a.C.), primera época de una China reunificada y mucho más grande. El rey de los Qin se hizo llamar emperador formando un gobierno central fuerte, una administración eficiente y un código legal estricto. Durante esta dinastía se realizaron muchos cambios en China, el emperador Qin Shi Huang (“Primer Emperador Qin”) ordenó la unificación de normas, medidas, pesos, monedas, y del sistema de escritura. También decretó la construcción de la Gran Muralla China , la cual se extendía desde el Mar Amarillo hasta Xinjiang, al occidente de China. Además, inició la construcción de su Mausoleo, los caballos y Guerreros de Terracota.

Debido al duro gobierno establecido en la Dinastía Qin tras la muerte de Qin Shi Huan en el 207 a.C, el pueblo estalló en una guerra civil debilitando el gobierno actual y destruyendo la dinastía. Liu Bang, dirigente de la rebelión militar contra el ejercito Qin, se proclamó nuevo emperador fundando la dinastía de los Han.

La Dinastía Han (206 – 220 d.C) se dividió en dos períodos; la Dinastía Han Anterior (206 a. C – 8 d.C) y la Dinastía Han Posterior (25 – 220 d.C). En este periodo floreció la agricultura, la industria y el comercio. Su gobierno se apropio de parte de la estructura administrativa de los Qin, pero dejando de  lado el excesivo control central y se convirtiéndose en un imperio meritocrático.

Entre los grandes inventos de esta época esta el papel, el cual ayudó a promover la educación, otro invento fue el sismógrafo y numerosas técnicas nuevas que revolucionan el país. La  dinastía se caracteriza especialmente por haber sido interrumpida por “el usurpador” de la historia de China en sus dos periodos: Wang Mang, el cual instauró su propia dinastía, la Dinastía Xin e intentó formar un estado bajo el pensamiento confuciano, la llamada Dinastía Han del Este, aunque nunca consiguió aglutinar a la población bajo su mando.

Tras la finalización y caída de esta dinastía en el año 184, China se dividió en tres reinos: Wei, Shu y Wu, época conocida como el Período de los Tres Reinos. Al poco tiempo de darse está división los tres reinos se unifican bajo el nombre de la Dinastía Jin, unión que no duraría mucho, ya que se vio amenazada por los pueblos nómadas del norte, los cuales terminaron conquistando  las capitales de Luoyang y Chang’an. De esta manera la Dinastía Jin finalizó al norte de China y pasó a estar dividida en dieciséis reinos, época comprendida entre los años 304 y 439 d.C. en la que el gigante asiático vivió una gran fragmentación política y caos.

Cultura e historia del gigante asiático

En este periodo se destaca la Dinastía Wei del Norte, fundada por los Tuoba, un pueblo de la familia de los Hunos, los cuales dan un gran impulso al establecimiento del budismo en China, iniciándose majestuosas construcciones. En definitiva, fue un período muy parecido al establecido por la Dinastía Qin.

Finalmente, la Dinastía Han se debilitó por la rivalidad política y la corrupción. Con la toma del poder por parte Li Yuan, tras las sucesivas guerras campesinas, se forma la Dinastía Tang, la cual lleva a la cultura china a su máximo esplendor. Esta dinastía se caracterizó por el desarrollo de las artes, por la creación de leyes favorables al bienestar del pueblo, la expansión del budismo por todo el país y el comercio con otros países.

Este ciclo también experimentó un periodo turbulento sumido en guerras y rebeliones entre los diferentes estamentos compitiendo por el poder. Asimismo, vivió una época de decadencia caracterizado por la rebelión del pueblo la cual pone fin a la Dinastía Tang.

La inestabilidad que se vivía al norte de China obligó a trasladar el centro económico del país al valle del rio Yangtze, dando lugar a la Dinastía Ming por Zhu Yuanzhang quien tomó el poder en 1368. El emperador estableció su capital en Nanjing huyendo de las luchas dinásticas, pero al contrario de todo, desencadenó una revuelta campesina que concluyó en el derrocamiento de los Ming en 1644. Esta época aporte una enriquecimiento del comercio exterior de China con Japón y Portugal y el inicio de los viajes de embarcaciones chinas por el mundo.

Ese mismo año, la Dinastía Qing, procedente de Manchuria lograba conquistar Beijing,  en China como la dinastía opresora. La Dinastía Qing consolidara la expansión territorial de China, incorporando a Taiwán, Tíbet (Lhasa), Xinjiang y Mongolia. En cuanto los emperadores se debilitaron toda la grandeza de este imperio basada en la represión del pueblo y enfrentamientos contra los Miao. Posteriormente, a lo largo del siglo XIX la Dinastía Qing vivió varias disputas comerciales con las potencias occidentales, dando lugar a la Primera Guerra del Opio con Reino Unido.

Bajo el mandato de la Emperatriz Regente Cixi, aparecieron los primeros movimientos de reforma de la burguesía china, cosa a la cual se rehusó. Se inició la guerra chino-japonesa entre 1894 y 1895, por la rivalidad con Japón por la influencia sobre Corea. La guerra dio como resultado la derrota de China, el aumento del desprestigio de la Dinastía Qing y la aparición de numerosos movimiento revolucionarios que pedían la formación de una república. El 10 de ocubre del año 1911 se produjo el Levantamiento de Wuchang, en el que los rebeldes alzaron las armas contra la dinastía Qing, provocando la Revolución de Xinhai.

Historia China

 

Era Moderna

A partir de 1912 comienza la denominada edad moderna del país. En ese momento la fuerza militar de los Señores de la Guerra, líderes en sus territorios provocaban con sus batallas, sumadas a la poca fuerza del Partido Nacionalista, el desmembramiento de la recién implantada República China. En medio del desorden y la falta de poder se fundó en el año 1921, con Mao Zedong como uno de los líderes, el Partido Comunista.El éxito de este partido radicó en conseguir la confianza de los campesinos, los cuales no tenían nada y estaban desesperados.

Por otra parte, Chiang Kaishek tomó el mando del Partido Nacionalista, logrando dominar a los señores de la guerra que tanto daño habían hecho y se convirtió junto al Partido Comunista en las dos mayores fuerzas políticas. Tras derrotar a los comunistas, los nacionalistas tuvieron que realizar la Larga Marcha, llegando a recorrer hasta 12.000 kilómetros, estableciéndose finalmente en Xian. Durante esa desaparición de la vida pública Mao Zedong comenzó a idear sus teorías militares para lograr el poder.

El enfrentamiento entre las dos fuerzas chinas tuvo que frenarse debido al ataque de Japón a China, quienes se hicieron con toda la línea costera del país, matando a toda la sociedad civil y destrozando todo lo que pudiera ser peligroso para ellos. Por su parte, los nacionalistas no quisieron entrar en batalla y los comunistas, debido a su debilidad militar, no podían hacer frente de ninguna manera.  En 1937 Japón invadió el resto de China, masacrando sobre la sociedad china. Según algunos informes se dice que solamente en Nanjing el número de muertos civiles ascendió a más de 300.000.

Al final, gracias a la derrota japonesa frente a los Estados Unidos durante la II Guerra Mundial China se vio liberada de nuevo. Sin embargo la tranquilidad en China no tuvo lugar, comunistas y nacionalistas volvieron a enfrentarse, siendo vencedores finalmente los combatientes de Mao Zedong, quienes obligaron a Chiang Kaishek y a los suyos a marcharse a Taiwán.

Tras esta victoria, Mao tuvo vía libre para promulgar en Beijing la República Popular China el 1 de octubre de 1949. Algunas de las primeras medidas tomadas por el líder fueron: la distribución d la tierra entre los campesinos, la creación industrial y el control de los recursos estatales. En un principio también se dio mayor libertad a los medios de comunicación, pero estos al criticar la corrupción y el aislamiento del país sufrieron ataques represivos por parte del poder.

En esta época el avance chino se encontraba en entredicho. El interés de Mao y del partido por alcanzar un alto nivel industrial les llevó a descuidar la agricultura, lo que tuvo graves consecuencias como la muerte de millones de personas en el denominado Gran Salto Adelante. Tras este fracaso se promovieron otro tipo de programas políticos más acordes con la realidad pese a la pérdida del apoyo de la URSS en 1960.

La decadencia del protagonismo de Mao Zedong provocó que este intentara volver a la esencia comunista con la denominada Revolución Cultural (1966. La muerte, el caos, los chivatazos y las traiciones provocaron que gran cantidad de personas acabaran en la cárcel o en campos de reeducación. Incluso personas destacadas como Deng Xiaoping , profesores o médicos de prestigio sufrieron las consecuencias. Todo acabó en 1976 con la muerte de Mao Zedong.

A partir de ahí las medidas represivas se suavizaron con la llegada de Deng Xiaoping al poder en 1977, quien, a su vez, promovió durante la Tercera Sesión del XI Comité Central del Partido Comunista Chino un plan económico y político que debería llevar a China a lo más alto paso a paso. Lo primero y principal para Deng era comenzar la reforma desde los campesinos, promover las empresas privadas y el uso particular de la tierra. Tras la reforma agrícola se pasó a la industrial y financiera, logrando un aumento del nivel de vida en el país con fuertes subidas del PIB año a año.

Sello del Partido Comunista China

Pero no todo ha sido positivo para el país y la historia china. Debido a que la mayoría de las entidades eran estatales el nivel de corrupción provocó una subida de la inflación debido a la gran cantidad de créditos que se otorgaban a las empresas de familiares a sabiendas que estas no podían devolverlo provocando un sobrecalentamiento económico. Uno de los momentos más duros de la historia de China se dio tras la desaparición del líder Hu Yaobang, lo que provocó una manifestación contra el poder donde participaron cerca de 150.000 personas pidiendo la democracia. Este movimiento fue a más, sumándose una gran cantidad de gente que llegó a Beijing en busca de la modernización.

Tras esto el país volvió a cerrarse al exterior por un tiempo. Actualmente la política económica que, en principio, debe consolidar el estado socialista sigue vigente, pese a la grave corrupción y las contradicciones sociales, mejorando día a día el nivel de vida de los ciudadanos. Las políticas de Deng Xiaoping, continuadas, primero por Jiang Zemin y luego por Hu Jintao, líder en la actualidad, parecen ir dando resultado. La apertura al exterior y la privatización empresarial, sumado a revolución agrícola, han convertido a China en la segunda economía más potente a nivel mundial y con perspectivas de alzarse a la primera posición en un breve período de tiempo.

 

Video Documental

 

Más acerca de la cultura china

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑