Festival del solsticio de invierno Publicado el . Última actualización el

Fiesta del solsticio de invierno

Las fiestas chinas son cada vez más conocidas a nivel global, al igual que la cultura china. Hace no más de 2.500, alrededor del periodo de las primaveras y otoños (770-476 A.C.), China determinó el solsticio de invierno observando los movimientos del sol en un reloj solar. Esta es la división de 24 estaciones más temprana que se hizo, y se produce cada 21 o 22 de diciembre según el calendario gregoriano. Y aquí nace el festival del solsticio de invierno.

En este día el hemisferio Norte experimenta menos horas diurnas y más horas nocturnas. Después del solsticio de invierno, las horas de luz se empiezan a prolongar. Antiguamente los chinos pensaban que, el yang, o cosas positivas se iban haciendo más y más fuertes después de este día, y que por lo tanto se debería celebrar.

El solsticio de invierno se convirtió en un festival durante la dinastía Han (206 A.C.- 220 D.C.) y prospero durante las dinastías Tang y Song (618-1279). La personas durante la dinastía Han considerabas el solsticio de invierno como el “festival de invierno”, por lo que los mandatarios organizaban actividades para celebrarlo. En este día, tanto mandatarios como la plebe podían descansar. El ejército permanecía dentro del país, los castillos en las fronteras se cerraban, así como los comercio los cuales también cerraban y se dejaba de viajar. Los familiares y amigos se intercambiaban deliciosos platos de comida. Durante la dinastías Tang y Song, el solsticio de invierno era un día en el que se ofrecían sacrificios al cielo y a lo antepasados. Los emperadores iban a los suburbios para adorar al cielo; mientras que la plebe ofrecía sacrificios a sus padres y familiares muertos. Incluso en la dinastía Qing (1644 – 1911) tenían grabado que “el solsticio de invierno es tan importante como el festival de primavera” mostrando así la gran importancia que tiene este día.

En algunas partes del norte de China, las personas en este día toman sopa de albóndigas; mientras que en otros lugares toman las albóndigas solas, alegando que esto le ayudara a aguantar las heladas del invierno. Sin embargo en algunos lugares del sur de China, la familia entera se reúne para tomar una comida hecha con alubias rojas y arroz glutinoso con el fin de alejar las cosas malas. En otros lugares las personas comen tangyuan una especie de albóndiga hecha a base de arroz glutinoso y harina. Las albóndigas de arroz del solsticio de invierno también podían ser usadas como sacrificio para los antepasados, o como regalos para los familiares y amigos. En Taiwán aun mantienen la costumbre de ofrecer una tarta de nueve capas a sus antepasados. Hacen estas tartas en forma de gallina, pato, tortuga, cerdo, vaca u oveja con arroz glutinoso, harina y haciéndolas al vapor en diferentes capas en una olla. Todos estos animales eran una señal de buen augurio en la tradición China. Todas las personas con el mismo apellido o del mismo clan familiar se reúnen en templos para adorar a sus antepasados en orden de edad. Después de la ceremonia de sacrificio, hay un gran banquete.

 

Foto vía cypherone – Taiwan

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑