Roger Nierga: "Internet revoluciona China" Publicado el . Última actualización el

Roger Nierga: “Internet revoluciona China”

No hay ningún país en el mundo que esté cambiando sus hábitos de consumo de una manera tan rápida, radical e irreversible como China. El gigante asiático se está convirtiendo en el gran banco de pruebas de las marcas, y para competir allí y tener éxito, primero tenemos que descifrar qué quieren y cómo piensan los chinos. Y no existe mejor camino para entender bien una sociedad que sumergirse en ella, ya sea analógica o digitalmente. Porque no debemos olvidar que China posee el mayor número de internautas del mundo, y tampoco que sus ciudadanos confían cada vez más en Internet a la hora de comprar.

Desde el punto de vista analógico, la vida cotidiana del recién llegado a China suele estar poblada de malentendidos, torpes intentos de comunicación, hallazgos culinarios más o menos agradables y muchos, muchos momentos de soledad. Esta situación es el resultado del choque cultural que sufrimos los occidentales cuando nos sumergimos en una cultura que no nos es propia y que dista tanto de la nuestra en cuanto a idioma, costumbres, formas, colores y olores. Recuerdo pasearme por un mercado de Hong Kong y embriagarme de unos aromas que estimulaban mis sentidos y me inspiraban unos recuerdos imposibles; imposibles porque era la primera vez que pisaba ese lugar.
Pero China tiene esa extraordinaria capacidad de alimentar nuestro imaginario con su historia ancestral y hacernos sentir parte del cuadro. En China uno se siente pequeño, como una pieza diminuta de un gigantesco puzzle, y eso se puede palpar paseando por la Plaza de Tiananmen en Beijing, recorriendo partes de la Gran Muralla o visitando el Gran Buda de Leshan. Este sentimiento de insignificancia refuerza la necesidad de pertinencia al grupo; sin duda, un hecho diferencial de la idiosincrasia china desde hace muchos siglos y que con la llegada de Internet ha dado su gran salto adelante.

Ahora una familia de Sichuan tiene la posibilidad de estar en permanente contacto con su hijo, que se encuentra estudiando en una universidad norteamericana a miles de kilómetros de distancia, gracias a las redes sociales. Con Internet, las distancias se han reducido y las puertas se han abierto.

Recuerdo una expresión que oí a unos padres chinos y que viene de una antigua leyenda que dice que “todo padre quiere que su hijo se convierta en dragón y su hija, en fénix” como muestra del deseo de que sus hijos tengan muchos éxitos, vivan una vida mejor y puedan ayudar a sus progenitores en el futuro.

Ese es el espíritu de la China actual: mirar hacia adelante, prosperar y estar cada vez más conectados con el mundo.

 

Roger Nierga. CEO de Fengling

Compartir en las redes sociales

One Response to Roger Nierga: “Internet revoluciona China”

  1. Peri says:

    Interesante artículo. Se nota que conoces la cultura china e internet en su peculiar simbiosis.

Back to Top ↑