Francisco Barbieri Publicado el . Última actualización el

Francisco Barbieri: “De Argentina a Japón”

Francisco Barbieri, ex-estudiante argentino en Japón

Llegué a Japón en enero del año 2006, desde Argentina, con más dudas que certezas. Japón era un gran interrogante, poco sabía de “ese lejano sitio” y poseía solo algunas referencias a través de libros y películas: que el shintoismo era su religión autóctona, con una tasa de alfabetización del 99,9%.

Esta era, más allá de lo comúnmente conocido, una de las pocas referencias de las cuales yo disponía.  Mi  curiosidad me llevó poco a poco a deslumbrarme por esta cultura que fui conociendo a medida que pasaban los días; su historia, sus costumbres, su gente, su exquisita comida…

Estudié dos semestres en la Universidad de Kansai Gaidai en Hirakata-shi bajo el Asian Studies Program, lo que me permitió enriquecer mis conocimientos no sólo respecto a la cultura japonesa y asiática en sus diferentes aspectos (económico, histórico, político y sociológico), sino que, además, perfeccioné mis conocimientos de la lengua japonesa con cursos intensivos. En este programa participaban  alumnos de distintas nacionalidades, por lo cual pude conocer y hacer amigos de diferentes países siendo así  una experiencia multicultural extraordinaria.

Pero el verdadero enriquecimiento en cuanto a cultura y lengua japonesa en todos sus matices no llegó únicamente del aula de la universidad, sino que se logró fuera de ella. Hablando, interactuando, mezclándome en el día a día con la población japonesa y viajando a lugares como Kyoto, Tokio, Hiroshima, Nara, Osaka o Miyashima.

Éste fue el medio a través del cual pude profundizar y ampliar mis conocimientos en estos aspectos. Logré así conocer y comenzar a entender la cultura japonesa. Mi fascinación fue tal en tantas ocasiones, durante este proceso, que surgió en mí aún más ansia por conocer.

En resumen, llegué a Japón un año atrás sin saber mucho sobre el país y, cuando llegó el momento de la partida, me quería quedar a vivir. Al final partí impregnado de una experiencia excepcional y tuve la certeza de que, sin importar el camino que tome mi carrera profesional, ésta me llevará a retornar en algún momento al país del sol naciente.

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑