Federico Madriz Publicado el . Última actualización el

Federico Madriz: “China, algo más que un destino académico”

En enero de 2007 me encontraba en mi país, Costa Rica, y aún trabajando para cierto Banco del Estado. Recuerdo con claridad la solicitud que me hizo el gerente de esta institución bancaria para atender a un grupo de clientes de origen asiático – concretamente chinos – quienes pretendían invertir su dinero, así como obtener líneas de crédito para capital de trabajo y medios de pago internacional.

Después de lidiar e interactuar con este grupo de asiáticos durante algún tiempo, se despertó un gran interés en mí por conocer la cultura, costumbres e ideologías de China; no sólo para dar una buena impresión a “mis clientes”, sino para enriquecer mis conocimientos y cultura general.

Casi tres años después del inicio de mi historia, China me ha proporcionado muchos retos y algunos obstáculos se han presentado en el camino; me encontré con ciertas diferencias culturales y, sobretodo, con dificultades en el aprendizaje del idioma chino; no obstante, el deseo y la sed de conocimientos que me motivaron a emprender este viaje a China aún me mantienen vivo y con actitud positiva.

Mi vida tomó un rumbo diferente,  independientemente del final del camino, es en el transcurso cuando he aprendido y me he dado cuenta de que ésta es una experiencia única; son los amigos que se hacen, que van y vienen, son las diferencias de opinión y culturales las que te enriquecen, te hacen crecer y madurar y luchar por ser mejor cada día. Personalmente China se ha convertido en algo más que un objetivo académico, se convirtió en una etapa de enseñanza tanto para mi vida personal como profesional.

Tengo muchas expectativas al terminar este camino, pasan por mi mente ideas de negocios o bien el deseo de trabajar en algún organismo internacional, así como la posibilidad de desarrollar una consultoría para empresas que desean iniciar negocios con China.

Federico Madriz, estudiante de la University of International Business and Economics de Beijing

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑