Antonio Broto Publicado el . Última actualización el

Antonio Broto:“Vivir nueve años en China te cambia la vida… sin que te des cuenta”

Antonio Broto, periodista Agencia EFE y Bloguero Chino-Chano

Hace 12 años, cuando empecé a hacer prácticas como periodista en un diario de mi ciudad natal -Huesca-, me equivoqué al colocar una noticia de la agencia Efe en la sección Internacional. Era un breve sobre las inundaciones del río Yangtsé en 1998, que causaron muchos muertos aquel verano.

Llegué a Beijing en 2001, poco después de que la ciudad fuera elegida sede de los Juegos Olímpicos de 2008: de hecho, fue al día siguiente de lograr en Madrid pasar la prueba para trabajar en China cuando Samaranch (D.E.P) dijo a los pequineses que, por fin, tenían unas Olimpiadas. Me gusta que ese hecho marcara mis inicios en China, ya que se puede decir que he vivido la década en que la capital erigió sus estadios, sus rascacielos, sus “Sohos” y sus líneas de metro, e intentó lavarse la cara -no siempre con éxito- para acoger los Juegos con el difícil apoyo de la comunidad internacional.

De mi estancia en Beijing, que continúa, aunque a veces me ponga nostálgico y quiera marcharme, me quedo con lo que ha supuesto para formarme. He ganado confianza en mí mismo, gracias a lo cómodo que se siente uno casi siempre con los chinos, siempre echándote flores y con la sonrisa siempre a mano… No obstante, vivir en China también ayuda a valorar muchas cosas que tenemos en España y a echarlas de menos: desde la longaniza del pueblo hasta los programas de televisión “entretenidos”. En definitiva, vivir nueve años en China te cambia la vida… sin que te des cuenta.

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑