Cine Tigre y dragón

Published on diciembre 26th, 2012 | by redacción

0

Wo hu cang long: Tigre y Dragón (2000)

Fotografía
Guión
Actuación
Valoración

Summario: Confirmación del taiwanés Ang Lee como uno de los directores asiáticos más influyentes en Occidente.

4.3


Wo hu cang long, Tigre y Dragón (2000), confirma al taiwanés Ang Lee como uno de los directores asiáticos más influyentes en Occidente. Los 4 Oscar que recibe el film, entre ellos la estatuilla a Mejor Película de Habla No Inglesa, le catapultan a la fama internacional, del mismo modo que lanzan al estrellato a sus protagonistas, Chow Yun-Fat y Michelle Yeoh.

La historia, evocativa de la época Qing, recoge lo mejor del género wuxia, o género de las artes marciales, y lo eleva al nivel de clásico gracias a su cuidadísima estética, que sitúa a la cinta en la vanguardia del cine de acción internacional. Sus escenas de combates, llenos de coreografías minuciosamente detalladas, deleitan al espectador por su precisión y belleza.

La película narra una doble historia de amor imposible. Imposible en ambos casos por las circunstancias personales, que chocan de pleno con los conservadores estándares sociales de la época. Y cómo, los protagonistas de estas dos historias se ven arrastrados a una posición antagónica, fuente de conflictos que les situarán en bandos opuestos.

Influencia cultural en Tigre y dragón

Tigre y dragón retrata la influencia de la cultura en la sociedad, pero, y eso sí es llamativo, en él, el papel de la mujer, es ciertamente ambiguo. Por un lado su posición en la estructura familiar la empuja a un rol o bien de silenciosa aquiescencia o bien de aparatosa rebelión, pero por otro, una vez elegido el camino de las armas, se sitúa a la par que el del hombre, con el que es capaz de combatir de tú a tú, sin la más mínima duda.

Esta atención por el detalle, por profundizar en el contexto, y por el estilismo puntilloso a la hora de retratar no sólo duelos entre los personajes, semejantes a danzas complicadísimas, sino a las localizaciones (por ejemplo la recreación de la vista aérea sobre el Beijing de la época), o de las estancias familiares, confiere al resultado final un fondo que difícilmente será igualado por sus sucesoras.

La capacidad camaleónica de Ang Lee, se dispara con ‘Tigre y dragón’, demostrando su versatilidad. El proyecto, ambicioso y complicado, resulta en un delicado a la par que entretenido espectáculo visual que el espectador agradece desde las primeras escenas y que consigue que el film trascienda el género, llevándolo a su universalización.

Por Blog Visual el .

Tags: , ,



Back to Top ↑