Cine Naturaleza muerta Cine en China

Published on marzo 15th, 2013 | by redacción

0

Naturaleza muerta (三峡好人) de Jia Zhangke

Fotografía
Guión
Actuación
Valoración

Summario:

4


El trabajo de Jia Zhangke suele encuadrarse dentro de la denominada “Sexta Generación” de cineastas chinos, caracterizada por desarrollar un cine alejado del circuito oficial que con escasos recursos, representa las nuevas realidades derivadas del proyecto modernizador emprendido por el gobierno chino. Por otro lado, el formato de sus obras oscilará entre el mundo del documental y la ficción, ofreciéndonos un discurso fílmico con un pretendido carácter de realidad e instante vivido.

Desde sus primeros trabajos como Xiao Shan Going Home (1995) y Pickpocket (1997), queda patente la importancia de representar a sujetos embarcados en un viaje constante, desarraigados que sobreviven diariamente gracias a su ingenio. En trabajos más reciente como The World (2004), en los personajes se muestran nuevas caracterizaciones. Los sujetos que cohabitan en sus diferentes niveles (El parque y sus interiores, la ciudad, las afueras de la ciudad) muestran un estado de animia constante. La ciudad y sus estructuras ocuparán amplios espacios a lo largo de la obra, y los sujetos entrarán a formar para de este todo espacial que los coarta y empequeñece hasta el extremo de desaparecer.

Naturaleza muerta cumple con un papel integrador del cine que ha venido desarrollando Jia Zhangke, ya que durante la realización de esta obra desarrollaba un proyecto paralelo en formato documental llamado Dong (2006) que muestra la vida del pintor Liu Xiaodong, transitando por los mismos lugares que aparecen en su obra de ficción. Esta versatilidad a la hora de trabajar no podría comprenderse sin la utilización de los nuevos formatos de grabación que proporcionan una calidad alta (HD) y unas prestaciones al mismo nivel que el formato Super 16mm y 35mm. Sin embargo,  la utilización de este tipo de formatos permite otra relación espacio-tiempo a la hora de componer una obra. La infinita capacidad de grabación, la prestancia para realizar difíciles encuadres y su coste reducido, permite desarrollar proyectos que no se muestran sometidos a un objetivo predeterminado. Ante esta posibilidad los resultados ofrecen la realización de más horas de grabación, un dejarse llevar en el momento de filmar puesto que el acabado y montaje futuro no enturbian el momento de la captación de imágenes.

Naturaleza muerta

Adentrándonos en la obra en sí, la historia nos muestra los viajes emprendidos por Sanming y Shen Hong que confluyen en la ciudad de Fengjie. La estancia en la ciudad de estos dos personajes nos ayuda a visualizar el presente de una ciudad que está a punto de ser sumergida por las aguas. Al ritmo del desmoronamiento de los edificios ambos personajes se embarcan en la búsqueda de su pasado. Sanming intentará establecer contacto con su mujer e  hija que lleva dieciséis años sin ver, mientras que Shen Hong buscará a su marido para terminar definitivamente con la relación. En este rápido recorrido se establece un complejo discurso,  Shen Hong quiere romper con su pasado para establecer un nuevo futuro, y Sanming quiere recuperar este pasado para establecer un nuevo futuro. Ambos discursos se suceden en un espacio con claras reminiscencias al pasado que está a punto de desaparecer cubierto por las aguas de la presa de las Tres Gargantas.  El título que da nombre a la obra hace referencia a los restos de una vida que ya no existe, o de la que ya solo quedan manifestaciones primarias.  Los objetos que irán apareciendo muestran una materialidad que da sentido a la vida de las personas que la poseen, pero que carece de un valor en su conjunto.

A nivel técnico, el sonido juega un papel sustancial. Las bocinas de los barcos que nos acompañan a lo largo de toda la obra nos ayuda a contextualizar lo ocurrido en todo momento, la población que se está viendo sometida a un proceso de diáspora obligado. Este papel de alarma lo jugarán también las sirenas que actúan como simulacro de la destrucción. Al ritmo de los martillazos también podemos comprobar como caen los edificios y se desmantela la ciudad. En este escenario en proceso de extinción vemos que no hay espacio ni para los muertos, convirtiéndose en una metáfora del tránsito.

En referencia a la imagen se puede apreciar la dimensión documental de esta obra de ficción, donde la cámara juega como testigo de los acontecimientos. El predominio de la mostración sobre la narración es una muestra de este tipo de cine documental que se apoya en la realización de panorámicas de ida y vuelta, la ausencia de contra-planos y la utilización del plano vacío.  Este tipo de lenguaje permite oponerse a los estándares oficiales, captando una realidad que confronta lo oficial, hallando nuevas formas de representación que expresen la realidad, conducente  al vacío. Pero la ficción no se difumina, cuando estamos sumidos en el relato de las imágenes se nos presenta la figura del ovni que sirve de alerta. Este extraño objeto volador nos sirve como una representación de los discursos oficiales que se alejan de la realidad, un ente que nadie ha visto pero que siempre está presente en la mente de todos.

Con la consecución de la obra podemos apreciar un mensaje claro en el que bajo las ruinas de este espacio en proceso de destrucción existen vidas y, un largo pasado de tradición que lucha por mantenerse, a sabiendas de su inminente olvido.  Las personas y espacios personales que se suceden a lo largo del relato enfatizan el inexorable paso del tiempo y la imposibilidad de detenerlo.

La contraposición entre Fengjie y Bangkok sirven para mostrarnos las condiciones generadas con el cambio de políticas de desarrollo del gobierno. Fengjie representa el pasado y la naturaleza que está a punto de ser soterrados por el desarrollo representado en una macro proyecto en forma de presa. Por el contrario, las calles de Bangkok y su constante tránsito la convierten en una ciudad flotante, en un estado de inoperativa comunicación y sumida en un conflicto entre la pervivencia de un pasado que se está destruyendo y una desarrollo capitalista difuso y poco definido.

La película de Jia Zhangke se estrenó el mismo día que la publicitada obra de Zhang Yimou, Curse of the Golden Flower  (2006). El propio autor comentó que esto se hizo como una forma de confrontar ambos estilos de hacer cine. La escasa difusión de la obra de Jia Zhangke en la gran pantalla no fue una sorpresa, sin embargo con su salida al mercado del DVD la obra tuvo una buena acogida de manera oficial, y no como consecuencia de la adquisición de DVD piratas. Este ejemplo puede servirnos para comprobar la actual situación de un tipo cine alejado del circuito oficial que tiene que atender a nuevas estrategias de exposición. Por otro lado, con el éxito de Naturaleza muerta podemos observar la existencia de un público que demanda un tipo de producto alejado de los estándares oficiales y que cada vez se muestra más crítico con los productos que quiere ver.

Por David Ramírez

Por Todo China el .

Tags: ,



Comments are closed.

Back to Top ↑