cine digital en China Publicado el . Última actualización el

Una vía de escape: el cine digital en China

Durante los últimos años están surgiendo una nueva ola de directores que adoptan nuevas formas de hacer cine, en concreto hablamos del cine digital en China.

Los avances de la tecnología digital a lo largo de la última década han provocado una auténtica revolución dentro del mundo del cine chino. La oportunidad de adquirir una cámara de video (DV) a un precio asequible ha atraído a multitud de personas a esta nueva tecnología que parece imponerse dentro del circuito de directores, tanto profesionales como amateurs. Sin embargo, la actual situación del sector cinematográfico dificultad en gran medida la distribución y exposición de este tipo de proyectos.

La reciente apertura en el sistema de distribución por parte del gobierno, hasta la fecha controlado por China Film Group, ha abierto las puertas de par en par al gigante hollywoodiense. Los datos sobre la distribución de cine extranjero en China en la primera mitad de 2012 muestran un aumento considerable del cine extranjero tanto en su distribución como en sus ingresos, dos factores determinantes para el éxito de una película.

Las tendencias en el consumo de los espectadores chinos durante 2012 han posicionado al cine de Hollywood como su gran referente, dentro de la producción nacional la secuela Painted Skin: The Resurrection es la única que parece haberse ganado el favor del público.

La dificultad de acceso al circuito oficial de exposición no es nueva, ya sea por la presión de las grandes distribuidoras extranjeras o la política de control de la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión (SARFT) los proyectos que vienen desarrollando directores poco conocidos no tienen cabida en la gran pantalla.

Fueron muchos los directores que se embarcarían en la aventura de hacer cine gracias a las oportunidades que les brindaban las nuevas tecnologías. Uno de los primeros en hacerlo sería Wu Wenguang con su Bumming en Beijing: The Dreamers (1990) que serviría como punto de partida de un nuevo cine independiente sin ataduras y con una clara conciencia social.

Pero sería a partir del año 2000 cuando la llegada de la tecnología digital extendiera este fenómeno de producción independiente. La introducción del DVD sería el primero de los elementos que ocasionaron un redescubrimiento del cine en China. La posibilidad de acceder a material clásico y su ascendente profusión dentro del país establecieron un renovado interés por cinematografías asumidas muchos años antes en otros lugares del mundo. De este modo, cine y tecnología establecieron un maridaje que compondría el sino de los nuevos directores.

Durante esta época la adquisición de películas serviría como punto de encuentro para los futuros directores que desarrollaron salas de exposición privadas para compartir sus colecciones de cine como “U-Theque, creado por Ou Ning, y donde recalaron directores como Jia Zhangke.

En la era de la información la sociedad demanda cada vez más una mayor cantidad de imágenes que escapen del control, imágenes directas y crudas, tal como sean. Ante la imposibilidad de exhibición en el circuito oficial muchos directores provenientes del documentalismo y la ficción se han hecho un hueco dentro del mundo de los festivales dentro de China como el Yunfest (Yunnan Multi Culture Visual Festival) y el Chongqing Independent Film and Video Festival.

Fuera de sus fronteras pudimos ver la retrospectiva Sombras digitales: cine chino de última generación, desarrollado por el Festival de San Sebastián en 2011, y que nos deja una muestra interesante de la última década de cine chino independiente.

Por David Ramírez

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑