Cine en China Publicado el . Última actualización el

Xiu Xiu (天浴), de Joan Chen

Sección elaborada por Salva Navarro (Blog Visual)

Basada en la historia original de Yan Geling “Tian Yu”, hoy os vamos a hablar de ‘Xiu Xiu’, debut en la dirección de Joan Chen en 1998. Un magnífico drama que nos muestra una de las caras más desagradables de la llamada Revolución Cultural.

Una película que, estando bastante bien rodada, cuenta con un trasfondo bastante crudo. Tal y como dice el eslogan del film: “La inocencia era su única posesión. La juventud, su único pecado”.

Entre 1967 y 1976 China implantó un movimiento educacional llamado “las juventudes instruidas van a las montañas y al campo”. El objetivo era construir una nueva China eliminando la desigualdades económicas entre las ciudades y los ambientes más rurales.Durante aquellos años más de siete millones y medio de jóvenes dejaron sus hogares y familias. Algunos fueron a las zonas más desérticas del país. Aceptaron la misión de transformarse, uniéndose a los obreros y campesinos. Se esperaba que el éxito del movimiento del simbolizase los ideales del comunismo. Xiu Xiu es la joven hija de un sastre de la ciudad de Chengdu.

Su padre trabaja muchas horas al día y aprovecha los retales de tela que quedan en el trabajo para poder hacer por las noches en casa algo de ropa para sus hijas. Pero su apacible vida cambia al ser enviada al campo en 1975, cuando la Revolución Cultural está punto de finalizar. Forma parte de los últimos siete millones y medio de jóvenes “intelectuales” que abandonan sus casas, sus familias y sus amigos para conocer de primera mano las tareas del pueblo trabajador.

“Si te gusta a una chica en concreto la costumbre es que le robas un zapato…”

Cine chino

Tendrá que dejar su casa, a sus padres, a su hermana y a sus amigos, ahora que estaba empezando a madurar. Con la maleta hecha y los consejos de su madre, emprenderá el viaje junto con el resto de jóvenes de su provincia hacía la estepa. Tras una estancia de seis meses, Xiu Xiu es enviada a un lugar más remoto donde espera convertirse en Jinete de Acero y liderar su propia unidad de caballería. El encargado de enseñarle los secretos de arrear los caballos es el solitario pastor tibetano Lao Jin, castrado por los suyos y con quien Xiu Xiu debe compartir la tienda -cosa que no sabía y que en un principio no le hará demasiada gracia-. Con el tiempo se acostumbrará, pues sabe que Lao Jin es un hombre bastante servicial y amable con ella.

No es su mujer, ni siquiera su hija, pero no pone reparos a la hora de hacer cualquier cosa para que la chica esté lo más a gusto posible. Prepara la comida e incluso le hace una especie de bañera “natural” en la tierra, con un saco de plástico roto, rodeado de piedras. En un principio, ésta etapa iba a durar tres meses (o lo que es lo mismo, los 180 días que Xiu Xi había estado contando), por lo que ella está impaciente por que vuelvan a recogerla…

“Cualquier otra con tu atractivo habría visitado a los miembros del comité y les habría llamado ‘amigos’…”

El problema radica en que Xiu Xiu es ajena al hecho de que las unidades de caballería han sido disueltas hace tiempo y el cuartel está colapsado. Obviamente todos los jóvenes se disputan los pocos permisos de regreso que hay y por el momento sólo aquellos cuyos padres tienen contactos o dinero han podido marcharse los primeros.

Engañada y abusando de su confianza, vendedores ambulantes, soldados y burócratas aprovecharan la situación de debilidad de la joven y la obligaran a prostituirse -esté Lao Jin en casa o no- con la escusa de que “son personas con influencia”, para que así pueda regresar a su casa natal. Todo son mentiras, excepto la forma en que Lao Jin la trata. No la ve con los ojos que el resto de la gente la ve. Tras sufrir una hemorragia como consecuencia de esa serie de abusos, Lao Jin no duda en llevarla al médico más cercano. Más allá de lo que se puede pensar, el propio personal del centro y el resto de enfermos no tendrán reparo alguno en tachar a la joven de “puta” y reírse de Lao Jin. No será otro, sino él, el que pueda poner remedio a esta situación.

“Te estás vendiendo, ¿Lo sabes?…Pero no te servirá…”

La película ha sido dirigida por Joan Chen (que también hace de productora y de guionista -junto a la propia Yan Geling, la escritora original). ‘Xiu Xiu’ está protagonizada por Lu Lu (Xiu Xiu), Qian Zeng (Li Chuanbel), Gao Jie (madre), Lopsang (Lao Jin), Li Zhizhen (jefe del cuartel general), Gao Qiang (vendedor ambulante), Qin Wenyuan (conductor motocicleta) y Cao Jiong (Tres dedos), entre otros.

Hay que destacar por encima del resto las interpretaciones de la pareja protagonista. Tanto Lu Lu como Lopsang brindan unos papeles excelentes. Sobretodo ella, con un papel muy dramático y en el que consigue mostrar bastante bien los sentimientos y la evolución personal de la joven Xiu Xiu. Por su parte, la banda sonora es obra de Johnny Chen. Bastante acertada, no chirría en ningún momento con lo que se muestra en pantalla y ayuda en los momentos de mayor carga sentimental. La fotografía, cargada de bellos paisajes, decorados exteriores y unos buenos planos es cosa de Lu Yue.

Lo mejor: Las interpretaciones de la pareja protagonista y la crítica hacía esta serie de hechos.

Lo peor: Se podría decir que el devenir de la historia. Muy muy crudo, pero tan real como la vida misma.

Entre otros galardones, la película consiguió los de Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Banda Sonora, Mejor Canción y Mejor Guión Adaptado en los Golden Horse de 1999, así como el premio de Mejor Actriz y Premio Especial del Jurado en el Festival de cine de París 1999.

Tráiler de la película

 

Pueden conocer más sobre la película en Blog Visual

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑