Cine en China Publicado el . Última actualización el

Sueños de Shanghai

En el año 2005 el director Wang Xiaoshuai –uno de esos olvidados en España que merece la pena destacar- dirigió ‘Sueños de Shanghai’, un magnífico drama que relata la dura situación que muchos ciudadanos chinos tuvieron que pasar al tener que trasladar su residencia a las zonas del interior, para preparar la que sería conocida como la “tercera línea de defensa”.

Por Salva Navarro (Blog Visual):

Una película que tiene bastante de autobiográfica, pues el director vivió una situación similar cuando estaba cerca de cumplir la mayoría de edad y tuvo que trasladarse a Guizhou con sus padres.

Los jóvenes de vuestra edad soléis ser muy impulsivos y soléis cometer errores. No os gusta escuchar a los adultos…

A mediados de los años sesenta, el gobierno chino, temeroso de un conflicto armado con la Unión Soviética, dispuso que una serie de fábricas de importancia estratégica fuesen trasladadas tierra adentro. Wu Zemin (Yan Anlian) y su mujer, Meifen (Tang Yang), fueron unos de esos matrimonios de trabajadores que, en respuesta a la llamada de la patria, abandonaron sus pueblos con toda la familia para trasladarse con sus fábricas a las desoladas tierras dela China occidental. Emigraron de Shanghai a Guiyand, en la época dela Revolución Cultural maoísta, cuando muchos comunistas se ofrecieron voluntariamente para reasentarse en las “áreas subdesarrolladas” donde construir y llevar a buen puerto nuevas fábricas. El matrimonio fijó su nueva residencia en la capital de la provincia de Guizhou, en las extensiones interiores del sudoeste de China.

Por aquel entonces, China temía ser atacada porla Unión Soviéticay éstas nuevas fábricas del interior se consideraban una “tercera línea” de defensa nacional, alejada de la más vulnerable costa oriental. Los trabajadores -que en su mayor parte procedían de grandes ciudades, como Shanghai, Beijing, Harbin y Shenyang – labraron la tierra, levantaron nuevas fábricas y emprendieron una nueva vida en el corazón de China.

No estés enfadada, tu padre lo hace por vuestro bien. Lo único que quiere es que vayas a la universidad, que seas una persona preparada, así en un futuro podrás irte de aquí con la cabeza bien alta…

Sueños de Shanghai

Hoy en día, la mayoría de ellos permanece en su tierra de adopción enla China profunda. Esta historia se desarrolla en Guiyang, capital de la provincia de Guizhou, a principios del decenio de 1980. En ese tiempo, la nueva política reformista y de apertura al resto del mundo comenzaba a tomar forma, proporcionando a esos trabajadores nuevas esperanzas y alimentando sus sueños de regresar a las urbes de que inicialmente procedían.  Pero en 1983 todo es distinto. Mao ha muerto y las reformas económicas impulsadas por Den Xiaoping han suscitado una atractiva prosperidad en las urbes de Shanghai y Guangzhou. Sin embargo, los voluntarios de la “tercera línea” se encuentran aún atrapados en las atrasadas áreas del interior, a las que no ha llegado la nueva política del gobierno. Como muchos otros, Wu Zemin busca la forma de regresar a su antigua casa de Shanghai.

En cambio para su hija, Wu Qinghong (Gao Yuanyuan), Guiyang es el único hogar que ha conocido. Allí está su escuela y su mejor amiga, Xiao Zhen. Y además, allí tiene también al que es su primer novio, el joven trabajador Fan Honggen, un buen chico de 19 años al que su padre no ve con buenos ojos en los primeros momentos, debido a su temperamento dominante y porque en el fondo sabe que si en el futuro vuelven a Shanghai esto será lo mejor para su hija.

Sólo sé que quiero que volvamos a casa, que volvamos a Shanghai…¿Tan difícil es de entender?

Ella, como cualquier chica de su edad, tiene otras inquietudes aparte de los estudios. Es normal que todas las prohibiciones que tienen en la escuela, según el “código de vestimenta escolar del manual del estudiante” (como que las chicas no pueden llevar permanente o los chicos no pueden tener el pelo largo o patillas) sean saltadas en las fiestas que organizan. Pantalones de campana, gafas de sol grandes…y de fondo, temas musicales de Boney M como ‘Rivers of Babylon’ o la versión original del exitoso tema que seguro muchos conoceréis por ‘Barbara Streisand’ (recuperado por Duck Sauce hace unos años). Pero su padre está decidido a que Qinghong y el hermano pequeño de ésta (Wang Xiaofan) lleven una vida mejor que la que han tenido él y su esposa en Guiyang.

Diferentes mentalidades debido a una clara diferencia generacional, en la que los hijos están acostumbrados a un tipo de vida que los padres tuvieron que abandonar hace mucho y que sólo desean poder conseguir su sueño y volver a su ciudad natal, aunque para ello tengan que luchar contra los lideres de la fábrica y como no, contra los deseos de su propia hija. El enfrentamiento era algo asegurado, pues los padres no desean que sus hijos se establezcan y estrechen lazos con los lugareños, para que no tengan que pasar por lo que ellos han pasado. Un desfase generacional que inevitablemente genera conflictos, dado que las nuevas generaciones son muy distintas de sus progenitores y sienten apego por el lugar donde han crecido y no por un lugar lejano del que provienen y del que ya no recuerdan mucho.

‘Sueños de Shangai’ ha sido dirigida por Wang Xiaoshuai (El violín rojo, La bicicleta de Pekín) y cuenta entre su elenco con Gao Yuanyuan, Li Bin, Yan Anlian, Wang Xueyang, Tang Yang, Qin Hao, Wang Xiaofan, Dai Wenyan, Lin Yuan y Sun Qingchang.

Escrita por el propio Wang Xiaoshuai con la ayuda de Ni Lao, la película cuenta con una banda sonora compuesta por Zhang Wu y con Di Wu como director de fotografía.

Lo mejor: El magnífico retrato de la situación que tuvieron que vivir muchas familias; en todo momento se palpa el sentimiento de opresión, dolor y soledad que sufren los personajes (gracias a sus buenas interpretaciones).

Lo peor: El ritmo lento y un guión que en una parte se sale de la trama principal, alejándonos de la verdadera historia de la película.

 Trailer de la película:

 

Pueden conocer más sobre la película en Blog Visual 

Compartir en las redes sociales

Back to Top ↑